Algunos datos de la enfermedad
  Concepto sobre la enfermedad
  La enfermedad mental crónica
  Tratamiento de la enfermedad
 

Guía Estilo Propuestas concretas

 

ZEROestigma

   
 
   
 

 

 La esquizofrenia es una enfermedad mental grave que se manifiesta en cada persona a través de un conjunto diferente de problemas.
 

ALGUNOS DATOS DE LA ENFERMEDAD

 
 
 
1. Según la O.M.S. , en la actualidad, ya son 400 millones las personas que sufren trastornos mentales o neurológicos, de enorme repercusión social, psicológica y económica. Cinco de los diez trastornos más discapacitantes son de naturaleza psiquiátrica: la depresión unipolar, el abuso de alcohol, los trastornos maniaco – depresivos, la esquizofrenia, y los trastornos obsesivo – compulsivos.

2. Según un estudio realizado por el CEIFEM (Centro Español de Formación e Información sobre la Enfermedad Mental) se calcula que un 2% de la población española, lo que representa aproximadamente que 800.000 españoles sufren a lo largo de su vida algún tipo de trastorno mental.

3. Se trata de la enfermedad más invalidante de la sociedad actual, de mayor repercusión social y familiar.

4. En el futuro una de cada dos personas estará recibiendo tratamiento por algún problema relacionado con la salud mental

5. Según los datos de la O.M.S., la esquizofrenia, enfermedad mental grave y crónica, afecta a 52 millones de personas en todo el mundo. Se estima que afecta al 1% de la población mundial y que cada año se diagnostican entre 15 y 30 nuevos casos por cada 100.000 habitantes.

6. Alrededor de 400.000 personas en España sufren las consecuencias de esta enfermedad y padecen trágicas situaciones ante: las carencias y déficits existentes en la red de atención necesaria; la inexistencia de una asistencia integrada y globalizada en los aspectos sanitarios, formativos, educativos, laborales, de ocio y tiempo libre, familiares, etc., afectados por la enfermedad; la falta de información, formación y servicios de apoyo y respiro para la familia; la marginación y estigmatización social, etc.

7. En nuestra Comunidad Autónoma, si tenemos en cuenta que en estos momentos la población riojana asciende a 270.400 personas (INE – 2.001), la población afectada por una enfermedad mental grave y crónica como es la esquizofrenia sería de 2.704 personas.

8. Se calcula que la cifra de enfermos mentales se duplicará en los próximos 20 años. La población joven es la más propensa a padecer este tipo de enfermedad, por el aumento del consumo de estupefacientes y drogas sintéticas.

9. En especial referencia al EMPLEO, la tasa de desempleo global entre la población psiquiátrica crónica alcanza cotas en torno al 70%. La integración laboral de las personas con enfermedad mental es posible con un tratamiento y condiciones favorables de formación e inserción. Hay personas con enfermedades psiquiátricas graves que pueden trabajar de manera regular y eficiente.

10. El 84% de los españoles que padecen una enfermedad mental viven con sus familiares. Por cada enfermo con esquizofrenia, hay varias personas afectadas por las consecuencias de la enfermedad, ya sean familiares o allegados, por lo que se puede decir que la esquizofrenia afecta la calidad de vida de alrededor de un 5% de la población. Según la O.M.S. la convivencia con una persona con enfermedad mental crónica reduce la productividad media de toda la familia, especialmente cuando el sistema no puede ofrecer tratamiento y apoyo.

11. Los familiares sufren las consecuencias de la larga duración de estos trastornos, agravados por el abandono administrativo al que están sometidos estos enfermos.

12. El DESEMPLEO, el estigma social y el aislamiento son algunas de las consecuencias añadidas de padecer una enfermedad mental.

13. Estudios recientes y experiencias de rehabilitación psico-social actuales demuestran que con una adecuada atención especializada es posible la rehabilitación e integración social plena de la persona con enfermedad mental. Al menos un tercio de las personas afectadas conseguiría la superación de la enfermedad, alcanzando niveles de salud y bienestar adecuados.

14. Por el contrario, ante la falta de atención, la persona con enfermedad mental tiene un 50% de posibilidades de experimentar un nuevo brote en un año, porcentaje que se eleva al 80% a los tres años. Este aspecto, además de los costes sociales y sanitarios que genera, contiene elementos sociales de suma importancia: deterioro personal, social y desintegración familiar.